Rerum Novarum

Me encontraba sentado afuera de la oficina del supervisor. Unas horas antes lo topé en uno de los pasillos de fábrica y se sorprendió cuando le pedí una cita para hablar con él.

‒¿Entiendo bien? ¿Desea usted tener una conversación conmigo?– preguntó el supervisor.

‒Así es. Sólo necesito 16 Minutos 27 segundos.

‒De acuerdo. Lo veré en mi oficina a las… ‒vió su agenda en su reloj digital.‒ 4:43 pm con 33 segundos. ‒ contestó con una sonrisa irónica.

Regresé a mi espacio de trabajo mientras esperaba la hora de la reunión. Armé 287 chips ultrasónicos, revisé 256 procesadores de la segunda línea de producción y de manera rutinaria y aleatoriamente comprobé el funcionamiento de 25 chips de los 287 que armé minutos antes. Porcentaje de eficacia: 100%

Me había preparado para la conversación. Además llené un formato digital con algunas preguntas referente a las vacaciones que habría de pedirle, para eso había pedido la reunión. Finalmente hice una evaluación previa de los últimos meses de mi trabajo. Tenía los resultados de mis últimas actividades. Todos mis objetivos alcanzados al cien por ciento.

Toqué la puerta antes de entrar. Revise mis nudillos después de tocar la puerta y no había ningún daño. No así en la puerta, que era de madera y se veía una microscópica abolladura en donde había golpeado levemente. Alrededor no había ni un alma.

‒Pase-contestó el supervisor. Su escritorio estaba ordenado y límpio. En la pantalla translucida de su ordenador alcance a ver gráficas que mostraban barras horizontales de progreso hacía el 100% segundo a segundo. Una por cada grupo de producción. En total cinco grupos de diez líneas de producción cada uno.

– Gracias por su tiempo. -le contesté amablemente y esperé a que me ofreciera asiento.

– Siéntese. – me ordenó – Entiendo que quiere tener una conversación conmigo.

– Sí supervisor. He venido a solicitarle una semana de vacaciones.-

Su expresión paso de genuina curiosidad a una que, sumamente sorprendida, no daba crédito a lo que le acababa de decir.

– ¿Escuché bien? ¿Quiere usted tomar vacaciones?-

– Es correcto. -su expresión se torno mala, hasta cierto punto indispuesta. Empezó a acicalarse el bigote ralo cerca de la comisura derecha de los labios. Abrió su cajón y saco una tableta para buscar información sobre, imagino, políticas de vacaciones de la fábrica.

– Me parece que tenemos mucho trabajo. No podemos prescindir de usted tanto tiempo- Me contestó sin mirarme, buscando información en la tableta, nervioso.

– He preparado el reporte de eficiencia de lo que va del año. Como puede ver vamos 30% arriba del objetivo estimado para el trimestre. Mi ausencia solo bajará ese porcentaje al 25%.- Había sido una de las primeras preguntas que estime me haría.

– Esto es sumamente irregular. – dijo en un murmullo apenas perceptible. Parecía que lo había dicho para él mismo. Se acomodó en la silla y se inclinó hacía mi, recargando sus codos en su escritorio.

-No sabía que usted tenía vacaciones.- Me dijo con una mirada condescendiente y esperó mi respuesta.

– Está contemplado en la última reforma al código de trabajo del país. Se publico justo hace un año. Al parecer estamos logrando avances gracias al sindicato.- Su expresión se torno ahora molesta. No era mi intención parecer un sabiondo. Pero me había preparado bien.

-Esto es una locura.- dijo de nuevo para sí mismo. Aún con su tono bajo alcance a escuchar. Siguió cuestionándome. -Si no le importa, quisiera saber por que está usted pidiendo vacaciones.- Su expresión parecía indicar curiosidad y molestia. Imaginó él que no sabría responder a esa. – ¿Acaso se siente malo?- remato.

– No, me encuentro en perfectas condiciones. En los últimos meses he planeado ocupar ese tiempo para un pequeño viaje.

-¡Rayos! Es que no lo comprendo. ¿Un viaje? ¿Usted? Pero si, si…-perdió completamente la paciencia y en un tono alto y enloquecido me dijo: – ¡PERO SI USTED ES UN ROBOT!

No había calculado una reacción tan exagerada, pero esperaba resistencia. Los derechos de los robots han sido conquistados con el sudor de nuestros circuitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: